Aquel interesado en desarrollar en un futuro su actividad laboral o profesional en torno a la eficiencia energética, que esta en proceso de formación y que no ha realizado acciones directas relacionadas con las implantaciones o servicios, o que esta realizando algunas de ellas pero a niveles básicos y relacionados exclusivamente con temas de facturación energética, servicios básicos de asesoramiento y han realizado o realizan estudios o auditorias sin un grado elevado de profundidad. Un gestor energético tiene un nivel básico de conocimiento y experiencia.

Un gestor en formación debe evolucionar a medio plazo hacia un ejercicio integral de la profesión.